4 meses

fault

@missdelirios #capulordie

Cuando me preguntaron cuánto tiempo llevaba con el corazón roto tuve que hacer una pausa, en la que como es costumbre, subí la mirada como tratando de recordar para luego contar con los dedos -sin uñas- los 4 meses que llevo con el pecho arrugado.

-¡Uff, pensaba que eran más!- fue lo primero que se me ocurrió decir con una sonrisa a medias llevándome de nuevo los dedos a la boca para morderme frenéticamente los cueritos, en un acto simple pero nervioso que me ha acompañado durante toda la vida. Volví a mirarme los dedos ensangrentados y repetí entre dientes: ¡Jueputa vida! ¿¿¿en serio solo han pasado 4 meses??? Llevo cerca de 120 días o más odiando las mañanas, los domingos, las canciones y hasta los paisajes que antes me parecían encantadores. Llevo meses sintiéndome fuera de mi, repasando una y otra vez las cosas que pude haber hecho mejor, narrando en mi cabeza conversaciones que nunca fueron, tratando de escupir esas palabras que el odio atascó en mi garganta.

Repaso mi blog y encuentro que la terapia que antes tanto me funcionaba la había abandonado por completo: escribir. Estaba tan ocupada siendo feliz que me olvidé hasta de las cosas sencillas que me hacían bien. Encuentro borradores con historias inconclusas, con personajes que habíamos creado, con planes de viajes y mapas que se quedaron entre fotos y cigarrillos mojados.

Salgo a la calle y todavía siento miedo de encontrarme y no saber con certeza qué preguntarme. Me repito una y otra vez que no fue mi culpa, que así es la vida, que cosas mejores vendrán, que mejor así, que más vale mentirme ahora para sobrevivir mañana. Si amigos, he comenzado a tener esas conversaciones de a uno donde no hay espacio para las mentiras.

tears

@missdelirios #CapulOrDie

A veces sueño que estoy en un terrario y te veo rociando esas matas que ojalá ya estuvieran muertas. Me veo a mi misma como una figurita de cera cerrando el libro que me leías en la banquita de madera. Me veo acomodándome el pelo, sacudiendo mi falda, levantando el gato con las fuerzas que no tengo para llevármelo a cuestas por entre el bosque. Veo cómo desaparecemos entre las ramas mientras se borra de mi cabeza la comodidad de aquella banquita que antes no quería abandonar.
Sueño que llego a una tribu de seres que no saben mis nombres pero quieren tocarme y herirme para hacerme sentir viva, y sueño también con despertar un domingo cualquiera sin sentir que el vacío que tengo en el pecho hace más ruido que la nevera de esta casa abandonada.

Anuncios

2 pensamientos en “4 meses

  1. Konny dice:

    Missdelirios afortunadamente esto también pasará y lo harás mejor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: