Archivos Mensuales: septiembre 2012

Con un bum bum y un bip bip

El corazón tocó a mi puerta y con las manos ensangrentadas abrí la puerta.

Podía ver la sangre corriendo por sus venas mientras trepaba por mi oscura y larga cabellera.

Le dije susurrando que de mi pecho jamás volvería a escapar, que razones tenía para decirle ahora que nada más nos volvería a separar.

Frío y palpitante entraba despecito a mi cuerpo. Podía sentirlo mientras se acomodaba de nuevo en su pequeño hueco y con un eco bum bum reconectaba a mi pulso.

Cerré los ojos y al abrirlos de nuevo noté que permanecía acostada en una blanca y fría habitación, conectada a viejas maquinas que hacían un bip bip bip .

Tras un suspiro profundo y un pequeño grito ahogado desperté a mi madre que permanecía sentada a la derecha de la cama. Con su rosario aún enredado entre los dedos me miró a los ojos y por su sonrisa supe entonces que había regresado.

 

 

xxx cambio y fuera xxx

 

Etiquetado

Nadie y Nada

A Nadie le gusta la soledad, la malteada tibia y el olor de los ceniceros viejos.

 

A Nadie le encanta estar en compañía de Nada y ambas adoran sumergirse en el silencioso vacío, mirándose frente a frente, haciéndose preguntas con los ojos.

 

Nada ni Nadie conocen el sentido de la vida, ambas disfrutan de su absoluta ligereza esparciéndose como esporas en el universo.

 

Nadie dice Nada cuando quiere compañía.

 

Nada grita ¡Nadie! cuando quiere escuchar su eco.

 

A Nada le gustan las palabras : polvo, viejo, años, canas, vacío, eco, silencio. Mientras que a Nadie le gustan las frases : sueños con tetas violeta, flores marchitas en forma de diamante, marcos de cera con pinturas roídas, sifones oxidados con pelos de sirvienta.

 

A Nada le cuesta despertarse en las mañanas. Nadie jamás madruga…

 

Ambas levitan entre sus cruces y se sorprenden al ver que a la hora del té, nada ni nadie las perturba.

 

xxx cambio y fuera xxx 

 

Etiquetado

La bala

“Atravieso los oscuros y acuosos paisajes de la vida, envuelto en sangre, metralla y silencio. Un silencio ciego y desgarrado que se expande, calienta y estalla al menor roce. Metal caliente, lleva consigo la muerte, el silbido del arma homicida y el ensordecedor lamento de la nostalgia y la ausencia.”

xxx cambio y fuera xxx