Cualquier parecido con la realidad…es pura raponería!

Me desperté esta mañana, y como si mi ipod lo presagiara al mandarme solo canciones de La Etnia, empecé mi día con el ritmo de la calle, el hip hop que a veces me hace dar ganas de comprarme pantalones 3 veces más grandes que mi talla y andar con un reloj enorme y muy bling bling colgando de mi cuello…

A eso de las 8 y 30 de la mañana, tome la ruta del bus acostumbrada en la cual me demoro de 30 a 40 minutos en llegar a mi trabajo. Yo vivo en una zona no muy bonita y la ruta de éste bus en particular, pasa por calles que no me atrevería a pasar a ninguna hora del día. Son calles llenas de basura, indigentes, prostitutas y uno que otro dealer. Barrios en los que solo se ve pasar gente “nueva” en buses como en el que paso yo todas las mañanas. Una vez veo que el bus atraviesa ésta zona mal llamada ” tolerancia”, guardo mis audífonos, escondo mi reloj  y actúo como si nada, intento no hacer contacto visual con ninguno de estos personajes y cuento con ansias los 10 segundos que demoran en cambiar los 3 semáforos de ésta vía.

 Extrañamente ésta mañana, los semáforos se han descompuesto y el tráfico se ha hecho mucho más lento de lo normal; mis mal contados 30 segundos entre calles, se han convertido en minutos que parecen eternas horas. Me asomo por la ventana y veo que un par de hombres muy al estilo Snoop Dogg Bogotano, suben por la parte trasera del bus, uno de ellos lleva una grabadora vieja enorme y antes que el conductor pueda cerrar la puerta, logran escabullirse y entrar sin problemas.

– ” hey amigo conductor muchas gracias, hemos venido a traer un poco de música, un poco de lirica a sus pasajeros!!! hey perrito ponte la pista que aquí nos fuimos”

Su amigo le da on a la grabadora y comienza un sonido base de hip hop. Acto seguido, el mismo personaje da inicio a su performance beatbox, salpicando de saliva a las personas que están a su lado.

En ese instante me tranquilicé y pensé que sería divertido pasar el trancón en el que estábamos todos metidos, escuchando a estos personajes que parecían recién salidos de un video de Rap muy 80tero y de bajo, muy bajo presupuesto…..

y empezó el show……

Hola buenos dias amigos Bogotanos,
señoras de oficina, a todos mis hermanos
nosotros somo Daddy y aquel mi amigo es Randy,
no somos los raperos, somos los raponeros

nos subimos a los buses con ganas de cantarles,
pero eso es aburrido lo mejor es robarles,

asi que usted  parcero y mi amigo el moreno se me van bajando pronto de ese minutero

no me mire con esa cara, no sabe que es un minutero?,
estoy hablando del reloj no se me haga el gorrero

(…)

Antes de poder entender y asimilar la situación, vi como empezaban de adelante hacia atrás uno a uno a quitarle las cosas a la gente! no lo podía creer, todos nos mirábamos atónitos y no hacíamos nada mientras este par seguía…

(…)

lirica de la calle pura y cruda
y usted aguelita no se me haga la muda
váyame entregando pronto esa cadena
y guarde esa cartera que yo no le pido moneda

ahora mi gente no se me asuste,
estamos improvisando cantando parlando
y se me van apurando o a mi amigo el puñal les voy sacando

Pilas gomelo si no me está escuchando,
sáquese el Blackberry o lo voy chuzando
pilas y en la juega, mi hermano mi colega,
aquí no pasa nada si usted todo me lo entrega.

Allá parcerito, si usted el gordito,
bájese pues y bien rapidito de esa chaqueta que está bien tesa,
y usted mi amiguita, ñerita, mamita
páseme ese anillo los aretes y el brillo

todos tranquilos, aqui no pasa nada, ya todo esta hecho dejá la guevonada
todo esto es plastico, oro y plata, todo esto va pa enpeño y asi compro mi ganya

ahora que se bajen llamen a la tomba  y chillen en el cai
mientras yo me pierdo, yo les digo Bye.

Muchas gracias perros, ahi nos vemos ñeros
pilas con dar visaje y que tengan un buen viaje….

Bajaron rápidamente por la puerta trasera con sus maletines llenos de las cosas que todos, consientes o inconscientes, les entregamos!
Nos dejamos invadir por ese pegajoso flow callejero? no lo sé, pero me sentí frustrado y emputado. Me bajé del bus y caminé dos cuadras esperando que pasara un taxi, pero al revisar mis bolsillos me di cuenta que no tenía ni un peso para pagarlo, así que al ver pasar un bus que me dejaba cerca a la oficina decidí tomarlo y cual ladronzuelo me subí por la puerta trasera y rogué al conductor que me llevara por las pocas monedas que me quedaban y que juntas reunían apenas 800 miserables pesos. 

Me senté en una silla e intenté repasar en mi mente una y otra vez lo que había sucedido, en medio de todo me parecía graciosa y muy creativa la forma en que decidieron robarnos este par de pillos. 

Camino abajo y estando ya a 2 cuadras de mi oficina, el bus se detuvo y abrió la puerta trasera. Con un pánico que me puso los pelos de punta, miré hacia atrás y vi a dos ancianos vestidos de campesinos.Cada uno con ruana, guitarra y sombrero subian con dificultad los escalones de la de salida del bus. Inmediatamente y como pude me bajé corriendo de aquel bus, pues no quería que al son de “la cucharita”, y haciendo alarde de su letra, me terminaran dejando sin ” los papeles, la billetera y no sé que más”

xxxcambio y fueraxxx

 

Anuncios
Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: