La princesa que no creía en cuentos de Hadas…

Ella trabaja en un bar llamado “Cenicienta’s Night Club xxx ”, todas las noches, de domingo a domingo se viste de sirvienta para satisfacer el fetiche de todos los príncipes puercos que visitan el enorme castillo ubicado en el centro de la ciudad. 

Ella se maquilla, se sirve un trago y prende un cigarrillo mientras se mira al espejo, ese espejo que emula un camerino barato de Hollywood y desde donde se pueden leer las notas que le escribe su pequeña hija de 2 años – quisiera tener una maldita nevera para pegar todas estas notitas, solo una jodida nevera- piensa mientras acomoda sus bienaventuradas 34c en su diminuto brasier 32 de lentejuelas rosadas. En ese mismo instante suena un puño fuerte contra la puerta:- Estrella, para cuando? El cliente lleva media hora en el cuarto esperándola, si no le apura le mando a la Britni en su remplazo!- 

-Ya voy jefe, deme un segundito- se mira al espejo por última vez, abre el cajón del tocador y se lleva una manotada de condones.

Al entrar a la habitación,  se encuentra al mismo borracho de los viernes, ese que no deja de decirle cosas como: “mi sucia princesita” mientras le coge las tetas con esas uñas negras y largas; ese que le deja impregnado el pelo de sudor y que la hace vomitar mientras se baña, ese que le paga con sus “aportes” el colegio a Leidy, su hija.  Pasan lentos los minutos y mientras ese cerdo no deja de sudar encima suyo, recuerda su fiesta de 15, en su frondoso vestido lila, en el momento en que su padrastro ponía en su pie el tacón de 5 centímetros ordinariamente lila que la haría mujer… abre entonces los ojos nuevamente y descubre que su acompañante a terminado y se ha quedado dormido en su regazo. Totalmente asqueada lo hace a un lado, se acomoda la tanga, saca el dinero de su bolsillo y sale del cuarto… entra de nuevo a su camerino y mientras limpia su entrepierna con una toalla mojada, recuerda el día de su primer beso, llovía en el barrio como de costumbre y antes de llegar a su casa de la escuela, vio a Tony haciéndole señas desde la esquina. Sin pensarlo dos veces pone la mochila sobre su cabeza para no mojarse,  y corre hacia él. Antes de llegar, y antes de poder mirarlo a los ojos él la toma bruscamente del cuello, le mete su lengua en la boca, y la agarra fuerte mientras mete su mano izquierda debajo de su falda para acariciarle el sexo. Ella abre los ojos y confundida intenta alejarlo  y descubre entonces al otro extremo de la cuadra a los amigos de Tony, quienes en medio de carcajadas le gritan que ha ganado la apuesta.  (…) 

-pampampam- de nuevo los puños en la puerta la sacan de su película de recuerdos- Estrella!!! otro cliente en el cuarto 16, no me lo haga esperar mamita!!

Se dirige al cuarto 16, de nuevo un asqueroso personaje – éste es nuevo- piensa, le recuerda un poco a su padrastro, un hombre alto, fornido, de pelo lacio y grasoso de punta a punta. Nuevamente se tiende en la cama y mientras él hace de la suyas, ella se dedica a recordar, a llevar su mente y su corazón a otro lugar.

Ella se tele transporta a un paraíso de flores colores y olores, a el cuento de hadas que de niña soñó y que nunca conoció; ella no espera un príncipe azul que toque su puerta y la haga feliz, quiere un hombre de carne y hueso que la haga gemir cada vez que le haga el amor, ese amor cálido que le haga olvidar la podredumbre en la  que vive y que le ayude a reconstruir su corazón roto de lentejuelas lila; ella no quiere que Leidy tenga fiesta de 15 años, porque para ser mujer no hace falta andar montada en unos tacones de 5, 10, o 15 centímetros, ella quiere que Leidy crezca en un ambiente ajeno al que ella tiene que vivir cada noche, quiere que Leidy siga creyendo en sirenas y en collares de perlas. Ella quiere morirse cada vez que se mira al espejo y no ve el brillo en su mirada que tanto admiraba su abuelo. Ella es ahora una mujer vestida de Cenicienta que lucha por salir un día de este asqueroso cuento de hadas.

xxxcambio y fueraxxx

 

Anuncios
Etiquetado ,

Un pensamiento en “La princesa que no creía en cuentos de Hadas…

  1. andremo1125 dice:

    Wow, +1 🙂 i like 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: